UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE NUEVO LEÓN

Tigres cae en su casa, pero apoyo del público no faltó


Fotografía: Eduardo Benvides

Fotografía: Eduardo Benvides

Abril, 24.- El último encuentro de semifinales de basquetbol varonil se llevó a cabo en el Gimnasio Luis Eugenio Todd a las 14: 00 horas, el cual estuvo lleno de emociones intensas, adrenalina y pasión. El público aclamaba a los Tigres y sus gritos de aliento no cesaron durante todo el partido.

A pesar de que fue un partido muy reñido, tigres tuvo un poco de deficiencia a la hora de atacar con sus jugadas, pero a la audiencia presente no parecía importarle, ellos sólo alentaban al equipo regio, además de que la pasión dentro del recinto se veía en los ojos de los jugadores, luchando por su meta, la victoria.

En el medio tiempo todo fue risas, música, diversión y entretenimiento para los espectadores. La mascota de tigres y múltiples botargas bailaron mientras algunos niños pequeños se les unían en el acto.

Las Águilas volaron alto y los tigres sacaron sus garras, pero esto no fue suficiente dentro de la duela, las águilas, con una excelente defensa, derrotaron a los tigres 76 – 71. La decepción y tristeza del público se hizo presente en sus caras, pero entre aplausos y gritos de consuelo, reconfortaban al equipo de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Alan Rashit Polo González, parte de los dirigentes de Tigres, comparte su sentir acerca del encuentro: “Sinceramente se jugó a tope. Yo siento que nos faltó más competencia en pretemporada, pero bueno, se trabajó duro con los chavos en la parte física y en la táctica, simplemente eso y, pues, hay que reconocer que la UPAEP es un rival difícil de vencer nacionalmente hablando”.

Su entrenador, Javier Ceniceros, dijo que “estamos muy contentos, fue un juego difícil. Sabíamos que era complicado. Teníamos que jugar los 40 minutos y mantener la calma y poder cerrar el juego victoriosos y gracias a Dios las cosas nos salieron como habíamos pensado. Cumplimos el objetivo que nos planteamos cuando llegamos y, pues, a esperar la fiesta que es la final y celebrar estas horas”.

Uno de los jugadores más destacados en el encuentro fue Ricardo Catalayud (45), de la UPAEP, quien dijo: “Me siento muy contento y muy satisfecho porque es un equipo que juega en casa y se complica bastante. Son chavos muy impetuosos, muy guerreros, y pues gracias a Dios se dieron las cosas. Estuvimos un poco más concentrados y eso nos dio un buen resultado”.

Andrea de Hoyos Maya / Medios UANL

Fotografía: Eduardo Benavides

Fotografía: Eduardo Benavides

Fotografía: Eduardo Benavides

Fotografía: Eduardo Benavides

Los resultados serán avalados por el Consejo Nacional del Deporte de la Educación.